lunes, 22 de marzo de 2010

El hombre neutro

La historia de este australiano ha dado la vuelta al mundo. Una persona que no es ni hombre ni mujer, ni perro ni gato, una criatura perdida en la indefinición sexual, en la indeterminación de género, en la frontera que separa al hombre de la mujer. Justo ahí en medio vive este ser, riéndose de todos nosotros que, cada mañana en el espejo, nos vemos tan machos o tan hembras. Él, sin embargo, puede ser hoy hombre y mañana mujer, según le convenga. Puede ponerse pantalón o falda, maquillarse o no, ir al servicio de hombres o de mujeres con todas las ventajas que ello conlleva.
No sabemos lo que tiene el hombre neutro entre sus piernas, si tiene colita o rajita, si mea de pie o sentado, si el pecho le crece o le decrece según la luna llena, si le viene la regla o en esos días se hace hombre. Lo cierto es que su vida es de tal ambigüedad que acojona. Seguramente se despertará un día y será una criatura nueva, la primera de un estirpe de seres humanos hermafroditas sin preocupaciones por el sexo, cosa que hará el mundo menos violento aunque también mucho más aburrido.

1 comentario:

Mario dijo...

http://trapo.zonalibre.org/archives/088731.html
http://trapo.zonalibre.org/archives/088634.html

eso son historias de gente rara, hombre

un saludito